Regalo de Reyes: Oro, Incienso y Mirra.

La abundancia y la prosperidad, se logra y se consigue cuando puedes mirar todos los aspectos y acontecimientos de tu vida con los ojos del Amor.

Cuando, desde el presente, observas la línea de tu vida, desde el momento de tu concepción, a tu edad actual, y  mandas Luz a todo lo que ha sucedido.

Al mandar Luz, agradeces todo tal y como ha sido, agradeces el aprendizaje que tu camino te ha proporcionado, te permites que el Oro brille en tu Vida, y lo haces sin juicios.

Estas aceptando el regalo del Oro en tu vida, y te permites sentir que lo que deseas en un futuro próximo ya está realizado en el presente.

Precisamente lo que no te gusta de tu pasado es lo que precisa más ser visto, honrado y agradecido.

Cuando lo haces, siente como el Incienso Sagrado está limpiando en ti lo que no te permite avanzar, acepta el regalo que te mereces, y siente como la energía del Amor inunda tu corazón.

Después de la limpieza del Incienso Sagrado,  la semilla de la abundancia puede  prosperar desde tu  interior, cuando  asumes que eres  Adulto y responsable de tus actos, la Mirra Sagrada, el tercer regalo de los Reyes, te da esta responsabilidad y permite que tu vida fluya.

Que el día de Reyes sea el primer paso hacia tu nuevo camino en la vida, que te decidas a abrir la puerta de la abundancia, la prosperidad y la realización de todos tus deseos, siempre al servicio del destino colectivo.

 

 

Anuncios

La Fuerza del Amor al servicio de la Vida.

Para que el Amor fluya, para que la energía del Amor se derrame en todo tu ser, en todos tus asuntos y en todo tu sistema familiar, en primer lugar todo tiene que estar ordenado, ese es un requisito previo, para que los efectos de la abundancia, prosperidad y bienestar se den en tu vida.

El requisito previo es que todo este ordenado, que se miren y incluyan a todos los excluidos de tu sistema familiar, que se les de el lugar que les corresponde. Cuando se reordena el árbol familiar, incluyendo a todos, entonces se produce la explosión del Amor que se convierte en una fuerza para la vida, entonces es cuando el árbol familiar florece porque sabia renovada recorre sus raíces , las raíces de tu árbol familiar.

Dentro del orden, la ley del Amor fluye, y nuestros logros se pueden realizar, por eso la importancia de ocupar nuestro lugar y de incluir a todos los excluidos.

Mirarlo todo significa poder dar un lugar a todos en nuestro corazón, viendo a nuestros padres por igual, integrándolos y sintiéndolos en nuestro corazón a los dos por igual, entonces podemos mirar la vida con nuevos ojos, nos sentimos completos y dejamos de buscar que los demás llenen nuestra carencias, porque hemos aprendido que ocupando nuestro lugar ya nos sentimos completos, por lo tanto nuestra vida, nuestras relaciones y nuestros asuntos van a mejorar.

Es por eso que te propongo, sí así lo sientes, realizar la siguiente visualización:

En estado de relajación, mira todo tu linaje ancestral,  mira a tus padres, observa como detrás de ellos están tus abuelos, detrás tus bisabuelos, detrás las siguientes generaciones.

Míralos a todos y extiende tu mirada interior hacia el infinito, hacia el origen de la vida y siente como desde allí la fuerza de la vida se transmite de generación en generación, como un río, desde el origen hasta tu yo actual.

Da las gracias por el milagro de la vida, y se las a todos tus antepasados, míralos a todos y siente como el regalo de la vida llega hasta ti.

Visualiza y siente como llega en primer lugar a tu niño interior, siente como se llena de vida, de risas, de alegría.

Observa como ese niño se transforma en un joven lleno de vida, y como ese joven se hace adulto.

Si hay una parte tuya que necesite ser sanada, siente como la energía de Amor también inunda esa parte que requiere atención.

Abraza en ti todas tus partes, todas en una, y siente como por resonancia sanando la parte más pequeña, se sanan y requilibran todas las demás.

Siente esa fuerza en tu Yo actual y disponte a andar hacia adelante, hacia la vida, detrás tienes toda la fuerza de tu sistema familiar.

Cuando estés preparado y así lo sientas abre los ojos, sintiendo que la fuerza del Amor que te impulsa hacia la vida está en ti, y que ahora esa fuerza la pones al servicio de la vida.

 

 

La energía del Amor

La energía del Amor es la fuerza más poderosa de sanación que existe.

La ley del Amor es mirarlo todo, agradecer la vida tal y como es, sin excluir a nadie, incluyéndolo todo, también lo que no nos gusta.

La inclusión de los opuestos provoca un salto cuántico en nuestra vida.

Incluir, mirar con respeto y amor a todos, poder decirles que son necesarios y que tal y como son, son perfectos, nos lleva a un estado de comprensión y madurez elevados, es la actitud del Adulto que se responsabiliza de su vida y deja de culpar a los demás.

La prueba más difícil es integrar las polaridades; polaridades que sin duda tenemos en nosotros, se nos habla de mirar y abrazar nuestra parte oscura, aceptar y dar las gracias a nuestro dolor, nuestros problemas y malestares, no huir de ellos.

La actitud infantil es huir, enfadarse, no querer mirar, y cuando esto sucede, en constelaciones familiares, vemos que lo que no nos gusta adquiere más fuerza, puesto que al no querer mirarlo, más se van a reproducir en nuestra vida  acontecimientos, situaciones problemáticas y enfermedades que representan a todos los excluidos que rechazamos.

Una mirada amplia, aunque  nos cueste, implica  poder llegar a abrazarlo todo, entonces sin saber como, sin que nuestra mente racional lo pueda explicar, se produce un clic en nuestro interior, surge una transformación, un cambio de conciencia, que provoca un ligero malestar físico, que hace que nuestros esquemas mentales empiecen a cambiar y podamos llegar a mirar la vida con nuevos ojos.

Ahora nos servimos de todo lo que hemos vivido y no nos ha gustado, como una experiencia de vida, sentimos la fuerza renovada en nuestro interior.

Este cambio, que puede ser paulatino, nos conduce hacia el siguiente paso, hacia adelante, los pasos son igual de importantes que el resultado final, puesto que de todos aprendemos.

Un nuevo espacio temporal se abre ante nosotros, el tiempo sagrado de la creación, donde el Amor fluye desde el agradecimientos a todos y a todo por ser como son.

>Conexión más allá del Centro Vacío.

Si en estado de meditación conectas con un punto infinito, situado más allá del centro vacío, accedes a una nueva dimensión.

Te sitúas en un espacio fuera del tiempo y accedes al tiempo sagrado de la creación. Tu nivel energético se eleva, todo tu cuerpo vibra con una nueva frecuencia que te permite acceder a la transformación esencial.

No hay maestros, ni gurús, no hay conocimiento fuera, todo está en tu interior, simplemente tienes que dejar que fluya hacia el exterior, en conexión con tu Dios interior, entonces abrazas la Iluminación.

Esta es la base de muchas culturas espirituales, sin embargo las religiones han hecho que adoremos a Dioses externos, y la comunión no es ni más ni menos que con uno mismo, con nuestro potencial, con toda la sabiduría ancestral y ponerla al servicio de la vida.

La sabiduría de los antepasados es la nuestra propia porque las generaciones anteriores están en nosotros, y no sólo las pasadas, sino las siguientes, las venideras, todo lo que es y será ya está en nosotros, sólo tenemos que correr el tenue velo que nos separa a su acceso.

La conexión más allá del Centro Vacío permite la apertura al mundo cuántico, el acceso a la sabiduría ancestral que está dentro de ti.

Puedes atravesar el Puente Sagrado que te da acceso al tiempo sagrado de la creación, con respeto, honra y agradecimiento a tus ancestros, humildad y amor incondicional.

Cuando atraviesas el Gran Arco que te da la  bienvenida, todas las piezas de tu vida empiezan a encajar a la perfección, en un Péndulo Interior que empieza a girar, y tu vida vuelve a fluir.

 

>El rayo verde

Observa los colores radiantes del Universo, de la fusión de todos los colores del arco iris surge el color más puro, el blanco universal.

La práctica del trabajo con los rayos universales es de una gran potencia.

El Maestro del Rayo Verde de Sanación es el Arcángel Rafael.

Entre sus manos lleva el caduceo,  el símbolo de la sanación, en él hay una serpiente, animal de poder que trabaja nuestro cuerpo físico, la sanación del cuerpo en su total amplitud.

Visualiza y siente como el Rayo Verde te envuelve y penetra en todos los órganos de tu cuerpo, hasta llegar a las células más pequeñas, respira el Rayo Verde de sanación y siente como todo tu cuerpo eleva la vibración.

Visualiza y siente a tus padres en tu corazón.

Siente que eres la fusión de los dos, eres fruto del amor que ahora fluye en tu interior, déjate embriagar por la poderosa energía del Rayo Verde.

Mira como tu vida forma parte del Plan Divino, en ella todo es perfecto.

En conexión con tu Misión, estate abierto al cambio, ya que sin duda se va a producir, quizás por el aspecto que menos te preocupe, porque funciona así, cuanto más quieras cambiar las cosas, más se va a producir el efecto contrario.

Sólo estando en equilibrio, aceptando lo que hay, sin forzar el cambio, es cuando se produce la verdadera transformación.

 

 

>La mirada transformadora

Ante una situación o aspecto problemático de tu vida, míralo en su totalidad porque esa mirada va a ser transformadora y va a representar un salto cuántico hacia adelante, una visión que lo engloba todo, la fusión de las polaridades para la creación de la unicidad y desde allí la vuelta a empezar.

Un nuevo inicio, abierto al cambio mediante la transformación de las creencias limitantes.

La honra a los ancestros,  reconocerlos y verlos a todos, darles a cada uno un lugar en tu corazón desde la gratitud, desde la aceptación a todo y a todos por ser como son y por ser como fueron, representa una evolución interior.

El gran cambio se produce desde la aceptación, desde el no juicio, desde el respeto a la diversidad y desde nuestro interior, mirar a todos y a todo con Amor.

A partir de aquí podemos asumir nuestra responsabilidad en la vida, como adultos, sin culpar a los demás, tan sólo aceptando y dando gracias.

 

 

>En el mundo invisible la luz sigue brillando.

Las velas que encendemos por los que han partido siguen brillando después que se apaguen en nuestro mundo.

En el mundo invisible la luz sigue brillando.

Las almas brillan y iluminan nuestro camino, son una fuerza para los vivos.

El mejor tributo que les podemos hacer a nuestros ancestros, es vivir bien, de esta manera se pueden elevar y alcanzar su plenitud.

La plenitud de ser nuestros guías en el camino.

La separación sólo es física.

Si abrimos nuestro corazón a la fuerza del Amor, siguen vivos en nosotros, en nuestro cuerpo, en nuestras células, en nuestra vida, y nos aportan una fuerza renovada para la vida, entonces podemos llegar a sentir una gratitud inmensa y darnos cuenta que el sacrificio no nos lleva a ninguna parte.

 

 

 

 

 

>La Plenitud del Presente.

Siente la plenitud del presente, en conexión con tu guía interior, desprovisto de expectativas, de demandas, de reproches y de quejas.

Asiente a todo tal y como es.

Observa el paisaje de tu vida, como algo perfecto, y dentro de tu calma interior, estate abierto al cambio.

Todo en la naturaleza es cambiante, también la situación que te preocupa, tus problemas, miedos y malestares lo son, si los miras de frente.

Ponlos delante tuyo, míralos de frente,  observa como los rayos del Sol  iluminan el paisaje que tienes delante, y como se transforma y adquiere un nuevo color, mientras das las gracias al problema, a la situación que te preocupa.

Ahora que el paisaje ha adquirido un nuevo color, pide al Águila que te conceda la visión del espíritu.

Cuando la invocas, accedes a un grado de conocimiento elevado que te permite ir al origen de la situación y puedes vislumbrar los hilos invisibles que te atan a conflictos no resueltos del pasado, que hacen que no estés libre para la vida.

Siente como estos hilos se van desenredando, cuando das las gracias  y honras a tus antepasados y  a todo tu árbol familiar, cuando los miras a todos con los ojos del amor y  tomas a tus padres en el corazón, entonces la fuerza de la vida fluye desde el origen hacia adelante.

Extiende las manos para sentir la fuerza de la vida.

Tienes entre tus manos la Joya Ancestral, con los dones de todo tu sistema familiar, tómalos en tu corazón.

Ahora esta joya brilla en tu interior y  ilumina tu vida, poniéndola al servicio de algo mayor, al servicio de lo más grande.

Siente la fuerza en ti, la luz brilla dentro de ti y ilumina tu camino.

Cuanto más agradecido te sientas mas libre para la vida vas a estar.

 

 

>Andar hacia el origen de la Vida.

¿Por qué nos resulta tan fácil decir a los demás lo que tienen que hacer y porqué nos cuesta tanto aplicárnoslo a nosotros en nuestra vida?

Vemos en los demás las equivocaciones y no nos queremos dar cuenta de las nuestras.

Lo que vemos en los demás que no nos gusta, es precisamente lo que hemos de trabajar en nosotros, a través de una mirada interior que pasa por mirar y abrazar nuestra sombra.

Este abrazo ha de ser un acto íntimo, en comunión con uno mismo, libre de juicios y de expectativas, desde la más profunda humildad.

Un viaje interior, a través del tiempo y del espacio, tenemos que tener la sensación que andamos a través del tiempo y del espacio, hacia nuestro origen, hacia el origen de la vida, para abrir nuestro portal ancestral, el lugar donde se disuelven todos nuestros problemas y preocupaciones y se convierten en una fuerza para la vida.

Esta fuerza es la Joya Ancestral que tomamos entre nuestras manos y la llevamos a nuestro corazón, cuando honramos a todos nuestros antepasados, y a todos y a cada uno les damos un lugar en nuestro corazón.

Ahora esta fuerza nos empuja renovados hacia la Vida.

 

 

 

 

>Mirarlo todo con los ojos del Amor para trascender la situación política actual.

El tiempo avanza de forma circular en todos los sentidos, pasado, presente y futuro se dan de la mano en el aquí y en el ahora.

Un desorden sistémico, ocurrido en generaciones anteriores, va a incidir en nuestro día a día y se va a agrandar cada vez más hasta que no se resuelva.

Una exclusión en nuestro sistema familiar provoca que las generaciones actuales lleven consigo de forma inconsciente ese desorden.

Sólo mirándolo todo con Amor se puede producir el salto cuántico, en el sentido que dejaran de repetirse los acontecimientos traumáticos del pasado.

Esta es una mirada libre de juicios y reproches, dando un lugar a todos y a todo en nuestro corazón, si esto no ocurre las preocupaciones y malestares se van haciendo cada vez más grandes.

Hemos de Reconciliar en nuestro corazón ambas partes del conflicto.

Es un ejercicio que implica mucha armonía interior, humildad, asentimiento a todo, dejar de juzgar, y ver la vida y el mundo con nuevos ojos, abiertos al cambio, a la nueva realidad.

Sólo así es posible un movimiento de apertura hacia algo nuevo.

La situación política actual esta complicada, sin embargo está surgiendo una conciencia a nivel individual y colectiva que pide un cambio, un entendimiento.

Este entendimiento tiene que pasar en primer lugar por uno mismo, por ver todo lo que hay, sin exclusiones, cuando excluimos una parte del problema o a alguien estamos fomentado la radicalización del problema.

El papel de cada uno es integrar estas dos polaridades, reconciliarlas en nuestro interior para que de esa fusión la rueda de la vida pueda girar hacia algo nuevo, hacia un salto cuántico.